Tecnología

Hace 1 meses

¡Preocupante! Más del 70% de los jóvenes están en riesgo de sufrir acoso digital, según UNICEF

Lamentablemente, las consecuencias de estas acciones no se limitan solo al ámbito virtual, pudiendo provocar daños en la autoestima de los menores.

Foto: Internet



El ciberacoso, también conocido como acoso digital, se ha convertido en una preocupante realidad que afecta a un gran número de menores.  Esta problemática ha ganado relevancia en los últimos años debido a la creciente penetración de Internet en la vida cotidiana de los jóvenes.

El impacto de este hecho no se limita únicamente al ámbito virtual, sino que puede tener consecuencias significativas en la salud emocional y el rendimiento académico de los menores. El anonimato y la distancia proporcionados por el entorno digital facilitan la aparición de comportamientos repetitivos y hostiles que generan un daño profundo en los jóvenes afectados.

En este contexto, los padres desempeñan un papel crucial en la prevención y abordaje del ciberacoso. Algunas medidas efectivas que pueden tomar incluyen:

  • Educación y comunicación abierta: Fomentar un ambiente en el que los menores se sientan cómodos compartiendo sus experiencias en línea. Es esencial educar sobre la importancia de un uso responsable de Internet, incluyendo la protección de información personal y la empatía hacia los demás.
  • Establecer límites claros: Definir desde el principio normas y horarios para el uso de dispositivos electrónicos y actividades en línea. Mantenerse informado sobre las aplicaciones y redes sociales que utilizan los menores es esencial para brindar una supervisión adecuada.
  • Utilizar herramientas de control parental: Aprovechar las opciones de control parental disponibles en dispositivos y aplicaciones para limitar el contenido al que los menores pueden acceder y supervisar su actividad en línea.
  • Reconocer signos de alerta: Estar atentos a cambios de comportamiento que puedan indicar que un menor está siendo víctima de ciberacoso. Esto incluye el aislamiento social, cambios drásticos de humor, bajo rendimiento académico y resistencia a participar en actividades cotidianas.
  • Actuar con prontitud: Ante la sospecha de acoso digital, es crucial actuar de manera rápida y efectiva. Brindar apoyo incondicional al menor y recopilar evidencia del acoso, como capturas de pantalla, para reportarlo a las autoridades o plataformas correspondientes.

También te puede interesar:

DENGUE